jueves, 16 de diciembre de 2010

Mejor sola que mal acompañada

No puedo más, esta situación me supera. ¿Plantar cara, mostrar y afrontar los sentimientos u ocultarlos?
Quiero decir tantas cosas y no sé por donde empezar. Se supone que por el principio, pero ¿Quién sabe dónde está el principio de todo?
La mayor parte de la gente me dice que he cambiado, que ya no soy la de antes. Aquella que su única preocupación era el levantarse con una sonrisa todas las mañanas y si se le interponía alguna dificultad, por grande que fuera la lograba vencer con la mejor de sus sonrisas. No, dicen que ya no soy aquella que siempre había entregado todo lo que tenía a cambio de nada, ni la que conseguía que un problema, por muy grande que se quisiese ver, lo transformaba en algo con tan poca importancia que ni merecía la pena pensarlo. Claro que no, no soy la misma porque no me dejan serlo. Me han demostrado que a veces, no merece la pena luchar por aquello que se quiere, o que no debo de ser tan "yo" como era. ¿Por qué confiar en una persona si no confían en mi? ¿Por qué hacer demostrar al mundo que nadie me da asco si soy yo la primera que me lo doy? ¿Por qué dar tanto a cambio de no recibir nada?,... son infinitas las preguntas que se me pueden llegar a ocurrir en tan sólo un momento, pero la más importante de ella ¿En verdad merece la pena?
Yo creo que no, no merece la pena luchar por todo eso si a cambio solo recibes desprecios, malos gestos o contestaciones, decepciones y humillaciones. Solo se preocupan por hacerme saber que he cambiado, que ya no soy la que era. Mi respuesta es sí, he cambiado y no, no soy la de antes ni quiero serlo. Se acabó el ser de buena tonta, el fingir ante la gente que no pasa nada, el entregar sin recibir. Si alguien quiere algo que luche por ello y en el momento en que se lo merezca lo conseguirá, mientras tanto no me quedará otra que ser así. Porque luego a la hora de la verdad, nadie sabe nada.
¿Por qué estar conmigo en los mejores momentos y en los malos hacer como si no existiese? La respuesta es sencilla, INTERÉS, INTERÉS y más INTERÉS. Es lo único que os preocupa ahora. Lo he dicho muchas veces, pero creo que todavía me quedan muchas más por decirlo, todos quieren tener amigos. Pocos lo son. Creo que esto es así, ni más ni menos, la realidad. A veces las verdades duelen, ¡y tanto! Pero mejor sola que mal acompañada.

lunes, 6 de diciembre de 2010

Para alguien especial


Estamos locas, nos comportamos como crías, gritamos, jugamos, nos miran, se ríen, nos critican, ¿y qué? Somos felices que es lo que importa. Estamos juntas que es lo que vale. Nos queremos que es lo que cuenta. Disfrutamos que es lo que necesitamos. Nos apoyamos que es lo que nos hace fuertes. Lo demás no importa. No vale. Es algo insignificante. Son críticas, hay que aceptarlas, pero no tenemos porque dejarnos llevar por ella. Si nos critican... que nos critiquen, si nos miran... que nos miren, si nos juzgan... que nos juzguen, son libres de hacerlo y nosotras libres de seguir viviendo.


martes, 30 de noviembre de 2010

Ya no quiere ser mayor

Le gustaba jugar a ser mayor, pintarse los labios y subirse a los zapatos más altos para llegar a tocar la Luna con los dedos. Contaba los días que faltaban para soplar las velas de su tarta de cumpleaños y pedir un deseo con los ojos cerrados, una muñeca nueva, un vestido de princesa... Besaba ranas de peluche y soñaba despierta con que su príncipe azul apareciese por la puerta montando un espléndido corcel blanco.
Le gustaba jugar a ser mamá, enfermera, profesora... y cuando se acostaba sus pies se movían como queriendo bailar al son de un vals.
Y llegó el día en el que sus juegos de ser mamá o enfermera cobraron realismo, tenía responsabilidades y carecía de tiempo que dedicarle a sus muñecas. Los zapatos altos sólo le daban dolor de pies y la Luna ya le parecía inalcanzable.
No quería cumplir años, ni soplar velas... los párpados le pesaban tanto que dejó de maquillárselos y el carmín se le corría sin que nadie besase sus labios.
No había nadie que dibujase un corazón en su espalda mientras dormía y no se despertaba con una sonrisa en la cara… observaba su arrugada piel a trasluz mientras se balanceaba en su mecedora. Ya no quiere ser mayor.

domingo, 28 de noviembre de 2010

¿Ser cobarde? No, ya hay demasiados

Los cobardes no son aquellas personas que le tienen miedo a la oscuridad, a las arañas, o a las abejas. Tampoco es esa gente que no acepta un reto cuando alguien les pica. La cobardía no está guardada en la fobia a los espacios cerrados, al agua o a los petardos.

Los verdaderos cobardes son esas personas que no luchan por lo que quieren, o que se esconden a través de excusas para no arriesgar. La cobardía se encuentra en aquellas situaciones en las que se nos da a elegir varias opciones, y, aun sabiendo que algunas de ellas nos podrían hacer más felices de lo que somos, nos quedamos con la segura, y echamos mano a ese viejo proverbio para justificarnos: “Más vale pájaro en mano…”

Me considero dentro de ese reducido grupo de gente que es capaz de dejarlo todo para conseguir sus sueños y ser plenamente feliz. Quizá penséis que tengo demasiados pájaros en la cabeza, que al fin y al cabo tengo 15 años y sé mucho menos de la vida que vosotros, pero siempre he pensado que si no te arriesgas a perder nunca sabrás lo que es ganar.

¿Y sabéis lo que os digo? Que yo nunca he sido cobarde; y si nunca lo he sido, ahora tampoco lo voy a ser.


21 rosas

Un tímido Sol invernal se colaba por las cortinas iluminando con su fulgor el interior de una habitación renacentista y descubriendo el contorno del delicado cuerpo de la pequeña Sofía. Entre las sábanas de seda se dibujaba un rostro de sonrosadas mejillas y angelicales facciones cuyos rojizos cabellos reposaban sobre una almohada de encaje cubriéndola como si de un manto se tratase.
El frío viento de Diciembre azotó violentamente la ventana, despertándola bruscamente. Mientras sus cálidos ojos negros se acostumbraban a la claridad de la mañana, Sofía se desperezóy llamó a Clara para que la ataviase.
Los escalones de madera crujían con cada paso de la pequeña, que bajaba al comedor a desayunar con su padre, el Coronel Jiménez Caro, que la esperaba leyendo una importante carta de su superior, éste al percatarse de la presencia de su hija levantó la vista del papel y le dio los buenos días con una sonrisa no sin antes darle un sorbo al café.
La niña, mientras se llevaba a la boca un bollo de aspecto apetecible, se detuvo a mirar por los grandes ventanales del comedor, viendo cómo unos coches se abrían paso por las verjas de aluminio, llegando a los blancos jardines de la majestuosa casa. Uno de los conductores, un señor de aspecto rudo y serio se bajó del automóvil y tocó a la puerta, al parecer tenía un mensaje que parecía urgente. El Coronel se levantó de la mesa disculpándose ante su hija y sus sirvientas y salió fuera a recibir a sus invitados, mientras la niña, al terminar de desayunar salió al jardín acompañada de Clara, ya que la noche anterior habían acordado recoger las rosas rojas que inexplicablemente brotaban entre la nieve cada invierno.
Mientras las dos muchachas deambulaban por el jardín nevado, unos disparos interrumpieron el silbido del aire por las ramas y el murmuro de los pequeños ruiseñores que huyeron despavoridos de sus nidos. En ese momento Clara miró desconcertada a Sofía, cuyo rostro reflejaba pánico, e intentó tranquilizarla diciéndole que su padre estaba cazando al otro lado de la casa junto a esos señores. A la despierta Sofía no la convenció esa explicación y decidió averiguar lo que se estaba cociendo en el jardín trasero, así pues aprovechó unos segundos en los que Clara se dio la vuelta para seguir con su tarea y salió corriendo en dirección al origen de los estremecedores disparos.
Entonces todo pasó rápido. Sofía alcanzó a escuchar un “¡Alto el fuego!” del Coronel pero era demasiado tarde, pues el impacto de una bala había alcanzado el pecho de la pequeña, empujándola al foso que habían cavado los soldados horas antes. Los hombres soltaron las armas y se dirigieron al enorme agujero donde descansaba el cuerpo sin vida de una niña de apenas 8 años, sobre otros 20 hombres, quizá tan inocentes como ella. Las rosas que llevaba en la falda, desparramadas sobre la nieve se habían llevado entre sus pétalos la vida de la hija del Coronel, que se derrumbaba al ver cómo la sangre de su querida hija se deslizaba entre las toscas piedras del muro que había detrás del foso, mezclándose con la de los demás hombres.

Esa misma noche, el Coronel, muy entristecido se dirigió sin cenar a su habitación, después de hablar con el párroco para enterrarla a la mañana siguiente en el cementerio de la ciudad. No iba a permitir que a su hija se la sepultase junto a los demás hombres, en un foso, como si fuese un animal.
Las sirvientas le prepararon un baño, un pijama y una cama donde dormir, aunque coger el sueño le iba a ser difícil, pues aún escuchaba las risas de su encantadora hija cuando jugaba con Clara, ésta, aún no se podía creer la situación y se fue esa misma noche de la casa, por lo que en aquella casa quedaban un padre desconsolado, unas ocupadas sirvientas y el cuerpo sin vida de una niña inocente.
El Coronel se cubrió con las mantas hasta el cuello, cerró sus hinchados ojos y trató de no pensar en que no la volvería a ver, ni conseguiría sentirla de nuevo, ni escucharía el encantador sonido de su voz, de su risa, de su llanto…

Una vez más el Sol dejó verse entre las colinas, alumbrando un nuevo día. La nieve se había derretido un poco dejando adivinar el verdor del jardín y el foso ya había sido tapado por los soldados para que el olor a putrefacción no inundase aquel maravilloso paraje.
El Coronel entreabrió los ojos y ahí estaba. Sobre la mesita de noche, la carta que había estado leyendo esa misma mañana y encima de ella una delicada rosa roja.

martes, 31 de agosto de 2010

A pesar de todo... :)


- ¿Qué te pasa?
+ Tengo miedo
- ¿Miedo?, ¿miedo de que?
+ Tengo miedo de tan solo imaginarme que estará en brazos de ella, tengo miedo a pensar que nunca sera mío, miedo de saber que un día se olvidará de mi, de lo que una vez sintió por mi, de lo que siento por él.. Tengo miedo de no poder acariciarle ni decirle lo mucho que le quiero y que, a pesar de todo le seguire esperando, miedo de ver lo que somos y lo que podremos ser, simplemente miedo a no poder olvidarle nunca.
- Es un cabrón!
+ Pero le quiero .. ♥


domingo, 22 de agosto de 2010

Para siempre


-Yo te prometo un para siempre, ¿tú me lo prometes?

+Eso es demasiado tiempo, todo se puede torcer.. y podemos acabar odiándonos.

-Bueno, aunque te odie, si me necesitas iré.

+No lo creo.. si me odias no me querrás ver...

-¡Pues cierro los ojos!

+No me querrás oír..

-¡Pues no te dejaré hablar!

+¿Entonces?

-Te abrazaré y te diré.. ¿Te acuerdas de aquella tarde que te prometi un para
siempre? LO DECIA EN SERIO...

viernes, 20 de agosto de 2010

Sólo nombres...


¿Qué hay en un nombre? Las etiquetas que les ponemos a las personas nos dicen todo lo que debemos saber. Si decimos que es sólo una niña ¿significa que es realmente inocente? Al llamar a una persona traficante ¿le decimos que es completamente malvada? ¿Acaso un hombre por ser predicador practica siempre aquello que predica? ¿Puede un hombre tachado de villano poseer las cualidades de un héroe? Lo cierto es que un nombre no puede decirte en verdad quien es alguien, igual que no puede decirte aquello de lo que es capaz.

sábado, 24 de julio de 2010

Amor y odio


Me gusta el color de tus ojos, pero odio como me miran. Me gustan tus palabras dulces y graciosas, pero odio saber que jamás me las dirás a mi. Me encantas pero te odio.

jueves, 22 de julio de 2010

Me gusta :)


Me gusta ver como anochece, hablar y hablar en un parque, seguir hablando hasta ver como amanece. Me gusta colgar las piernas por un puente, tirar piedras al agua, tumbarme con los 40 grados de verano en un césped húmedo y mirar las nubes, jugar con mi imaginación para hacer dibujos con las estrellas. Me gusta el sonido de las olas del mar, de noche, en silencio
Me gustan las calles vacías cuando llueve, para salir yo y mojarme por fuera, mojarme por dentro cada día, empaparme de ti. Me gusta bailar y cantar, perder la vergüenza haciéndolo.
Me gusta la ducha, cerrar los ojos, borrar con tipe la mente para volver a pintar cada día con un rotulador permanente. Me gusta aprender, me encantaría aprender a olvidar. Me gustan las noches largas que se hacen cortas. Me gusta hacerme la loca, protestar por todo, ser cabezóna y sentirme distinta. Me gusta la ropa, me gusta mi edad y también la tuya.

martes, 20 de julio de 2010

Siempre


Esa extraña sencación, cuando el alma se te parte en dos. Que horrible te hace sentir... Que mal te sientes cuando le fallas a un amigo, cuando le decepcionas, cuando llega a un limite, cuando te das cuenta de que lo da todo por ti, y no te das cuenta.. pero cuando lo haces sientes que una parte de ti se va... se apaga con el tiempo, y no lo quieres. Quieres atar esas cosas junto a ti por siempre, para que nunca te abandonen, para que te ayuden. Quieres coserlas a tu ser. ¿Qué queda despues de que esas cosas se esfumen? S.O.L.E.D.A.D Sólo quiero que estés siempre junto a mi, siempre...

domingo, 18 de julio de 2010

GRACIAS


Aquellas maravillosas cosas que solo te pasan una vez en la vida, y que no puedes dejarlas escapar, yo he tenido la suerte de que me ha pasado cuatro veces ^^, cada una de ellas es una de mis guías. Las que me ayudan, me apoyan, siempre están ahí, sea malo como bueno. Esta maravillosa sensación que siento cuando estoy con vosotras es única, se mezcla felicidad, risas, paranoillas, peleas… pero pienso que cada obstáculo que nos planta esta vida tan perra, sólo nos hace más fuerte <<>>. Día a día me doy cuenta de que tengo a mi lado a mis tesoros, y que sin ellas, todo esto sería mucho más difícil de lo que ya es a veces. Por eso quiero deciros, que basta ya de pelearnos por gilipolleces, que si la vida son dos días, no vamos a perder 1 y medio discutiendo. Debo daros las gracias por ayudarme en todo momento.

GRACIAS! ;)

viernes, 16 de julio de 2010

Es hora de despertar


¿Alguna vez te has sentido como una gilipollas por intentar solucionar problemas que ni siquiera tienen que ver contigo?a pesar de que te peleas con las personas que mas quieres,por aquella otra,a pesar de que lo arriesgas todo,de que le brindas tu confianza,tu intimidad,tu amistad,tu ayuda,tu apoyo, TODO.
Pues yo sí. ¿recordáis a aquella muchacha que no era capaz de decir NO a nadie? ¿que se jodia ella para ayudar a la otra persona? aquella muchacha se fue debilitando hace un año, ahora a desaparecido por completo, solo queda de ella odio, orgullo, egocentrismo, crueldad, frialdad. ¿Por qué? Fácil la respuesta, siempre se las dieron dobladas, siempre le fallaron aquellas personas por las que hizo tanto. A patir de ahora, en vez de llorar ella, lloraras TÚ. ¿Por qué? Quizás este harta de eso, quizás se ha dado cuenta de que así no llega a ningún lado, quizás se ha dado cuenta de que esas cosas, no se valoran. Así que ya hay una tonta menos. A partir de ahora vivirá su vida por ella, por las personas que agradecen esas pequeñas cosas que eran sus valores morales, y que lo seguirán siendo, solo para aquellos que realmente lo merezcan. Y por nadie más.

Ya era hora de despertar =)

miércoles, 14 de julio de 2010

A pesar de todo...


A veces, sin darnos cuenta herimos a aquellas personas que tanto queremos y tanto han hecho por nosotros, pero yo quiero dirigirme en especial a TÍ, a ti porque siempre estás ahí dándome tu apoyo, regalándome momentos inolvidables, compartiendo conmigo algo que a veces se comparte con personas equivocadas y otras veces con personas que sabes que van a estar ahí siempre, tu vida. Dejas que forme parte de esa historia que sé que no acabará mal, y que aunque a veces discutamos, nos peleemos y eso, siempre me vas a tener ahí, lo sabes ;) y lo que quiero decirte es que si hago algo que sabes que JAMÁS haría si me diese cuenta, que sepas que no lo hago adrede, y que JAMÁS te cambiaría por nadie, por muy mal que lleguemos a estar en ese momento, porque tarde o temprano volveríamos a ser los de antes, cosas peores hemos pasado ¿verdad?. Porque cada dia te doy las gracias por estar ahí =)

Te quiero ♥

Cierto. Duro, pero al fin y al cabo cierto


Te pasas el dia soñando despierta, te vas a la cama pensando en el, te despiertas pensando en el, el simple roce de su piel con la tuya te produce tal sensación que nadie más es capaz de producir en ti, puedes estar toda la vida mirando sus labios, te pierdes en su mirada, y entonces te peguntas, ¿Qué me esta pasando? les cuentas a tus amigas lo que te esta pasando, y te dicen "te estas enamorando".

lunes, 5 de julio de 2010

Ya es tarde...


Me hubiera encantado poder decirte esto cuando fue el momento, cuando esto aun no habia acabado, cuando tenia sentido...pero es que entonces era pronto, y ahora ya es tarde...pero aun asi dejame que te cuente...

Ojala pudiera volver en el tiempo y hacer que me quisieras...asi sin mas,pero no puedo, no lo hice y ya no voy a poder hacerlo, porque no volvere a tenerte a mi lado como te tuve aquellos dias.
La primera y ultima vez que hablamos de lo "nuestro" las cosas se complicaron...yo te llame cobarde y tu me dijiste que era una egoista, tal vez sea cierto, tal vez he pensado en mi, en lo feliiz que era cuando estaba contigo, pero es que, si yo no pienso en mi, ¿quien lo va a hacer? tú que me dejaste en el olvido de la noche a la mañana? tú que ni siquiera fuiste capaz de dejarme las cosas claras..?tal vez pense en mi, pero es que te prometo que nunca antes lo habia hecho, nunca antes me hubiera imaginado hacer lo que hice...pero es que tu eres diferente, cuando estaba contigo el mundo se me olvidaba, estaba tan agusto que creia que el mundo se habia parado por nosotros...tonta de mi!crei que tu tambien lo sentiste..pero no, me he vuelto a equivocar, he vuelto a creer en falsas promesas, he vuelto a ilusionarme con nada, he vuelto a caer en un relato en el que yo era la protagonista y tu eras el principe que siempre espere...pero el relato volvio a truncarse como siempre, ya aparecio ese enorme "dragon" que lo estropeo todo, tal vez el dragon del destino, el del remordimiento, el de la culpa..no lo se...pero aparecio y la historia se termino.Y ahora sigo sentada esperando algo, algo que me diga que realmente fue real lo que vivimos, lo que sentimos, y que no fue otro estupido sueño de los mios, pero no llega ninguna señal que me lo diga, si no todo lo contrario, todos los indicios me dicen que pasara lo que pasara entre nostrosos, ya no queda nada absolutamente, ni el mas minimo recuerdo en ti , ni el menor cariño hacia mi...y como me duele mi ninio que haya sido asi...que todo haya acabado como ha acabado...

sábado, 3 de julio de 2010

Otro año a la lista y tu sigues perdido de vista


"Vuelve a ser mi cumpleaños
y en mi mesa habrá dos platos
aunque sepa que esta vez tu no vendrás.
Sólo quiero de regalo
dar la vuelta al calendario
y que todos estos años pasen hacia atrás"

El tiempo sigue pasando, y aún no has vuelto, ves que no desisto y sigo esperándote aunque cada minuto que pasa es una eternidad. Hace tan sólo dos años que nos conocimos y casi uno desde que no sé nada de ti. La verdad, no sé a cuento de que vino ese cambio de humor, así, sin avisar, sin razón ni pensamiento. Sigues sin cambiar de opinión, ¿cuánto tiempo hará falta?. Si, al menos, cogieras el teléfono, sólo quiero oír tu voz que me diga una vez más algo que sólo esos labios saben decir, que sólo esa mente puede pensar,... Si al menos me dirigieras la palabra, o simplemente me dijeses que estás bien aunque no sea cierto. ¿Sabes?, aún recuerdo como empezó todo esto. Fue una tarde de verano, como tantas otras que hemos pasado juntos, sin problemas, te conté mis problemas, me escuchaste, me aconsejaste, te hice caso, me hiciste feliz, Me miraste con una mirada que nunca antes había visto, te la devolví como pude, me cogiste la mano, te lanzaste y se me paró el mundo. Desde entonces, desde ese momento, sé lo que es la felicidad, cosa que ahora no puedo sentir pues tu ya no estás aquí, pasa otro año más y ya no sé nada de ti.

... Vivo con la esperanza de que algún día vuelvas porque sigo creyendo en los cuentos de hadas...

miércoles, 30 de junio de 2010

Es hora de ser egoísta


Y tu mundo se para, se detiene justo en el. Pero la vida pasa, y tú continuas, y él se va… Llega el momento en el que decides continuar tu sola, sin nadie que te acompañe, sin nadie que este regalándote caricias. Es hora de declararme en huelga, es hora de tiempo para mi, es hora de ser egoísta :)

martes, 29 de junio de 2010

Y...¿Qué es la vida? ¿Un sueño?


Estamos en mundo tan singular, que el vivir sólo es soñar; y la experiencia me enseña que el hombre que vive, sueña lo que es, hasta despertar...
¿Qué es la vida? Un frenesí.
¿Qué es la vida? Una ilusión, una sombra, una ficción, y el mayor bien es pequeño; que toda la vida es sueño.Y los sueños, sueños son.

domingo, 27 de junio de 2010

[♥...]


Desde pequeños nuestros padres nos han ido preparando para una sociedad injusta y cruel, mentalizándonos de que, en todos los cuentos de hadas siempre hay una especie de “coco”, un individuo frío y calculador que durante toda la historia trata de arruinar los planes del héroe.
En aquellos relatos infantiles, el protagonista siempre vencía al personaje antagonista, pero al crecer nos vamos dando cuenta de que no siempre es así, hay veces que se lo lleva todo y hace de nuestra vida el robo perfecto.
¿Por qué lo hace? Eso es lo que nos preguntamos cuando caemos del terraplén más alto de nuestra historia, a nuestra cabeza vienen imágenes, recuerdos felices que se estrellan estrepitosamente a la vez que nuestras ganas de seguir existiendo. Quizá su conciencia haya muerto ahogada entre las cuatro paredes de un corazón de piedra, o a lo mejor no está bien psicológicamente y lo hace sin pensar en las consecuencias que conllevan sus actos, mas nosotros no nos compadecemos de él, creemos que tiene la suficiente sangre fría como para disfrutar con nuestro dolor.
Y entonces, en el mismo momento en el que el filo de su navaja cruza nuestra alma dividiéndola en pedazos sólo nos entran ganas de gritar, mas de nuestra garganta no sale más que un gemido apenas audible, y el miedo recorre cada rincón de nuestra mente, anulando nuestras fuerzas.
Una sonrisa de satisfacción se dibuja en la macabra cara del villano, signo de su gozo, y en sus ojos se refleja la ira que lo empuja a seguir haciéndonos daño. Su corazón vacío, se va llenando de nuestra angustia que lo insensibiliza de forma increíble haciéndolo cada vez más fuerte. Llegamos a un punto en el que pensamos que nunca va a parar, que va a llegar un momento en el que no sintamos daño, un instante en el que nuestro corazón deje de latir y de nuestra boca escape el último suspiro, capaz de erizarle el vello de la nuca.
Tal vez es un alma endiablada que en un momento determinado escapó del ardor del fuego inextinguible del infierno, colándose por los pequeños resquicios del subsuelo huyendo de este modo de la tortura eterna que le esperaba y condenándonos a nosotros a una vida deprimente marcada por los episodios en los que aparecía.

lunes, 21 de junio de 2010

Los días pasan y son ajenos


¿Puedo hacerte una pregunta? ¿Puedo confiar en ti? Pues... verás, hay algo de lo que no estoy segura, hasta hace pocos meses sí lo estaba, pero poco a poco, con el paso del tiempo, esa seguridad se ha ido de mí como un pajarillo que abandona su nido para buscar y hacer su vida en otro lugar, en realidad es así como me siento. Siento que no estoy en el lugar correcto, ni con la persona correcta, no sé si hago lo correcto ni si creo lo correcto. Como ves, estoy echa un lío, dentro de un círculo vicioso que sigue dando vueltas y, sinceramente, cómo siga así, me voy a acabar dando miedo.
El caso es que tengo miedo... sí, miedo de perder lo poquito que me queda, sí es que aún me queda algo,... He estado demasiado tiempo ciega, como un burro que no puede ver a su alrededor y ahora ha sido demasiado tarde para darme cuenta. Los días pasan y son ajenos, ajenos a todo lo que me pasa, da igual el día, la hora o el lugar, el caso es que cuando me miro por dentro, no veo nada, sólo un profundo vacío y soledad. Muchas veces me pregunto ¿Dónde está la felicidad? mi felicidad,... aquella con la que crecí, ¿Dónde está la sonrisa que tanto se me escapaba? mi sonrisa,... esa que a tanta gente le gustaba, aquella sonrisa sincera que tan bien me quedaba pintada en la cara, o aquella sonrisa que a tanta gente hizo sonreír, no esa sonrisa falsa que lo único que quiere es brillar como lo hizo tiempo atrás. Y si lo hizo antes, ¿Por qué no puede hacerlo ahora? Es la pregunta sin respuesta que rodea mi cabeza.
Pero claro, como en todo siempre estás tú, con tus ganas de fastidiar, con tu avaricia y tu fuerza por joderle todo a los demás, intentar por todos los medios que no tengan una vida sin tí. Lo que pasa es que te jode que los demás tengan una vida y tu no la puedas tener. Y yo como una tonta caigo en tu juego y vuelvo a darte oportunidades. Llevo diciéndolo mucho tiempo, quiero volver a ser yo, aquella que con sólo mirarla se podía averiguar cómo estaba o qué era en lo que pensaba,... pero no, contigo no se puede.
Lo único que saco como conclusión de todo esto es que la familia no se elige, y a veces no están a tu lado porque no quieren, no pueden o simplemente porque se fueron antes de tiempo, pero los amigos se pueden elegir, y en el fondo, ellos son tu verdadera familia. Hay gente que se merece la palabra AMIGO, otras personas no tanto, pero eso sólo lo puedes decidir tú. Yo sé que me equivoqué al elegir.

jueves, 17 de junio de 2010

Estúpida


Yo...bueno, sólo hubiera querido ser un poco especial para él. Sólo hubiera querido poder sacarle una sonrisa en los momentos tristes y estar ahí siempre que me necesitara.
Tal vez lo conseguí en algún momento; pero no fue suficiente, no es suficiente aún.
Siempre quise que él supiera que yo estaría ahí; que todavía lo estoy, pero no le importa...Supongo...
Da igual estar rodeada de gente que me diga: Porque es que me da exactamente lo mismo.
Lo que hice no sirvió de nada, lo que haga no servirá de nada, ya que veo muy bien lo que está pasando. No soy una estúpida, bueno, sí, pero no tanto, supongo.
Me da igual si dice algo, me da igual que digan lo que sea, sé exactamente lo que pasa, conozco muy bien una sonrisa así, una mirada así y me duele más que nada.
No puedo anticipar hechos, pero esos hecho se anticiparán por ellos mismos; sólamente es cuestión de tiempo. Dicen que no, pero me dijeron que no a tantas cosas en las que yo sí llevaba razón...
Que me ría...muy bien Jajaja ¿con eso basta? no, claro que no basta. Puedo seguir fingiendo el resto de mi vida, total, nadie me puede hacer reir como él lo hace, de esa manera en la que no me cuesta nada sacar toda mi alegría. Si no es él quien está ahí, no hay que esforzarse en sacarme una sonrisa de verdad, ya que ésta no llegará.
Creo que falta poco para que comprenda cuánto lo quiero y cuánto me hace falta. Y da igual que lo vea todos los días, si ninguno puede ser como antes, y me da igual que siente mal que escriba cosas sabiendo a quién va dirigido, y me da igual porque, total, todo el mundo lo hace, yo no soy especial en nada.
Ni lo he sido, ni lo soy, ni jamás lo seré. Sólo espero poder querer alguna vez en mi vida como lo quiero a él y olvidarlo. Espero con paciencia ese momento, sin saber si quiera si algún día podrá llegar.
Ojalá él estuviera a mi lado, no sólo para las cosas buenas, sino también cuando lo ùnico que necesito es que tan sólo me de un abrazo y no sé, no sé por qué me comporté de una manera taaaan estúpida :S
Lo quiero, lo quiero más que a nada, pero no importa, porque él ya es como si nunca hubiera pasado nada.

martes, 15 de junio de 2010

...


Siempre existe en el mundo una persona que espera a otra, ya sea en medio del desierto o en medio de una gran ciudad. Y cuando estas personas se cruzan y sus ojos se encuentran, todo el pasado y todo el futuro pierde su importancia por completo, y sólo existe aquel momento y aquella certeza increíble de que todas las cosas bajo el sol fueron escritas por la misma mano.

domingo, 13 de junio de 2010

Te odio...


Sólo el saber que existes ya hace que te odie. Te odio por como me miras, por como me hablas, por como te preocupas. Te odio por tus ojos, por tu voz, por tu sonrisa, porque me duele escuchar como te ríes, porque sé que te acuerdas de mi, porque sé que te importo. Te odio porque te has metido en mi mundo y no te puedo sacar, porque antes podía vivir sin ti, porque no necesitaba verte, porque me daba igual donde estuvieses. Te odio porque me haces sentir bien y no puedo decírtelo. Te odio porque enciendes mi corazón y apagas mis pálpitos. Te odio porque desearía no conocerte, te odio porque por ti lloro, por ti río y por ti siento. Te odio porque sé que no te tengo, porque sé que no me quieres, porque seque me conoces y que sabes lo que por ti siento. Por eso te odio, porque lo sabes y no haces nada. Te odio porque no puedo decirte lo que ya sabes...
¿Y sabes que es lo que más odio? Odio no poder odiarte ni siquiera un poco.

viernes, 11 de junio de 2010

A ciencia cierta


No entiendo por qué lo hago. Es difícil decir y poner un límite a la situación; sí, lo sé. Supongo que poca gente lo sabe mejor que yo. Pero al menos hay otros que tienen las narices suficientes como para hacerse caso a sí mismos. En cambio, yo no.
Espero lograrlo algún día, pero, de momento, creo que no soy capaz.
¿Para qué decirme a mí misma , si luego en mi interior es ? ¿Para seguir engañándome? ¿Para volver a lo de siempre?
Sí, se es más feliz viviendo engañada, pero es una vida de mentira, a fin de cuentas. Y, en realidad, no es lo que quiero; nadie quiere una vida así, supongo.
Tengo que aceptar que él es él y que tiene un lugar privilegiado en mi corazón.
Comprendo que lo hice mal todo, que él se marchó por mi culpa y que con quererlo no es suficiente. Sí, lo comprendo todo, y todo eso no puede cambiar. Él no quiere y es normal. Lo veo muy justo. Quien hace mal las cosas, lo paga y punto, no hay más. Pero eso no quiere decir que yo cambie lo que siento al verlo; la alegría que me transmite con su sonrisa y la tristeza que provoca en mí cuando no nos miramos.
Es muy duro, desde luego que lo es. Tan sólo me arrepiento de no haber sido lo suficientemente buena para él. Y me entristezco muchísimo al pensar que para él soy sólo una más, una del montón, una amiga si llega a eso si quiera, una chica cualquiera que se cruzó con él por desgracia; cuando él para mí lo es absolutamente todo.
Cuando yo lo daría todo porque él se hubiera quedado conmigo y me hubiera ayudado a intentarlo una vez más. Pero así es la vida. Espero, algún día no acostarme y dormirme con su nombre en la cabeza, y despertarme y levantarme con él aún presente en el mismo lugar. Lo espero pero no lo creo a ciencia cierta.

miércoles, 9 de junio de 2010

Sigue sin marcar


Miro el reloj y no veo horas, ni minutos, ni segundos...No veo el discurrir lento y seguro del tiempo, no veo el rastro del espacio esparciendo su diabólica semilla por doquier...

En mi reloj no hay manecillas ávidas de devorar la cuarta dimensión. No. No existen segundos marcados por el segundero, sino instantes marcados por el recuerdo; no exiten minutos marcados por el minutero, sino sensaciones marcadas por el instinto; no existen horas, sino sentimientos marcados por la razón; no pasan los días, semanas, meses y años; sino pasan sonrisas, risas, miradas y dulces besos. No marcan una vida, sino un amor que siempre dura y que marcó, marca y marcará mi sino...

Gracias Reloj, sigue sin marcar las horas. Gracias Chronos hijo de Gea por adornar mis solaces recuerdos...

Besos.

lunes, 7 de junio de 2010

Resulta que

Resulta que pasan los días que son muchas las noches frías que he estado sin tí, para volver a empezar a sentir de nuevo, algo en mi corazón que me provoque la mínima emoción. Resulta que ahora no tengo motivación para empezar de nuevo, ya todo está muerto y enterrado y ya lo he dado por finalizado y he tomado mi decisión. Resulta que cuando uno lo ve claro no da lugar al amparo, continúa caminando aunque a su paso se va derrumbando ese… que un día fue algo más que su amado. Resulta que ya no siento ni pena que para mí eres una persona ajena que me vacía, mas que me llena. ¿Sabes? como tu, los hay por docenas.

Besos.

sábado, 5 de junio de 2010

Esta angustia

No sabes cuanto me duele verte así. No soporto verte tan desanimado, tan triste y tan cortante conmigo. ¿Es por mi, o de verdad es por los demás? Con ellos no te noto tan distante...
En cualquier caso, todo lo que puedan hacerte me duele. Lo que puedas sentir, también lo siento yo. Todas esas puñaladas de las que me hablas, siento que me las clavan a mi. Me gustaría estar contigo para abrazarte y convencerte de que todo va a mejorar, pero no,... Una vez más la distancia se interpone entre nosotros y nos hace separarnos más, cada vez más. Intento creer que yaestoy acostumbrada a ello, pero ahora me duele más que antes. ¿Por qué? No lo sé, quizás te quiera más. Y no lo descarto.
Ante esto, sólo puedo llorar. Llorar para intentar desahogarme, aunque después de ello siga sintiendo la misma angustia que me come por dentro, por sentirme una inútil que no puede hacerte feliz, ni tan siquiera consolarte...

jueves, 3 de junio de 2010

Sueños

Me abrazas. Te abrazo. Te quedas dormido... y puedo notar tu respiración junto a mi oído, puedo sentir tus brazos rodeándome, puedo contar las veces que tu corazón late en mi espalda... entonces recuerdo todo lo que pasó, pienso en lo que pasa ahora y juego a imaginar lo que pasará mañana... te mueves un poco y coges mi mano, acariciándola hasta que vuelves a dormirte. Vuelvo a pensar... de verdad me das fuerza, alegría, alivio. De verdad empiezo a acostumbrarme a los choques continuos sin escarmiento. De verdad estoy intentando cambiar e ignorar a todo el que nos envidie tanto. Por fin me duermo contigo, junto a ti... y en nuestros sueños coincidimos.


Besos.

martes, 1 de junio de 2010

Día nublado

Hoy fue un día de esos que hubiera sido mejor quedarse en la cama. Amanecí otra vez contigo, pero en mis sueños no erás tú el que salía. No quería creerlo, estabas ahí mirando como dormía y yo... yo estaba pensando en otro principe que ya salió de mi vida. Por fin hicimos eso tan secreto, tan prohibido, eso que deseaba que pasara, ya pasó. No fue como quería, no fue como soñaba, simplemente cuando giré, ya había desaparecido. Abracé fuertemente mi almohada y lloré recordando momentos que, al parecer, no estaban en el olvido. Porque te quise y te querré siempre. Nada de lo pasado volverá ya, porque lo decidí así, porque no quero volver atrás, porque es lo mejor que nos pudo pasar. Dejar el tiempo volar, dejar que pasen los días entre los dos y no volver a empezar. Y hoy mi día no te ha dejado de recordar, en mi cabeza sólo aparece tu imagen, y sueño con verte cada día. ¿Será que tengo un mal día y por eso estás en mis pensamientos?, ¿algún día te irás de mi mente y me dejarás sola con tu recuerdo?
"Algún día te olvidaré de mis sentimientos, y sólo recordaré los recuerdos que están dentro de mi..."
Y como recuerdos que son y que son contigo, no los olvidaré jamás, siempre estarás en mis recuerdos y cuando vea aparecer la luna, recordaré como la mirábamos juntos, y si un día no hay nada que ilumine mis noches, entonces te echaré de menos. Cuando pase por las calles respirando aire fresco, recordaré tu aliento por las mañanas susurrandome que me quieres. Si un día te hago falta, me tendrás ahí, por siempre. Sólo di mi nombre, estaré contigo, queriéndote siempre.

Besos.

sábado, 29 de mayo de 2010

Lo olvidaré


Bueno, definitivamente, no es tan malo.
Sí, hoy estoy bastante animada,. Supongo que me he acostumbrado ya a las excusas y a las cosas que no son del todo ciertas (mentirijillas, por así decirlo).
En fin, hoy no tengo mucho que decir; ya no lo echo tanto de menos. Espero ir superándolo poco a poco pero con constancia. Sin más recaídas y sin tener que llamarlo para tan sólo oír su voz y sin hacer el ridículo y quedar mal con él, y, bueno, sin comportarme como una niña tonta.
Lo olvidaré, es mi único objetivo.

jueves, 27 de mayo de 2010

¿Por qué tú?


Ya hace un mes que te fuiste...y se te echa de menos como si llevases toda la vida fuera... te he mandado una carta pero no sé si la recibirás, al igual que ni sé si podrás leer esto, pero aquí te la dejo:

"Que decirte... ya sabes todo! Quiero que sepas que me vas a tener aquí siempre, pase lo que pase y que esto no acaba aquí, que todavía te queda mucho por delante, que cuando vuelvas nos tendrás esperándote con los brazos abiertos... espero que todo este tiempo pase lo más rápido posible y que no te olvides de nosotros, que nosotros no te olvidaremos... que dejas mucho y te llevas más todavía... El apoyo de toda la gente que te queremos y que siempre vamos a estar contigo, pase lo que pase y que buscaremos solución a todo lo que haga falta... Esas conversaciones en las clases me han marcado y es que tu con poco tiempo haces mucho... y doy gracias a dios por habernos reencontrado después de tantos años... que si no llega a ser por aquella tarde nada de esto habría sido posible y seguro que cuando vuelvas, volverás más fuerte de lo que eres por las circunstancias... has aguantado muchísimo en esta vida, pero ¿qué sería esta vida sin problemas? Simplemente la misma rutina de todos los días que a veces tanta falta nos hace volver a ella...
Ayer la mini-conversación que tuve contigo... tengo que admitir que lo pasé mal intentando fingir estar bien... pero que sepas que no se puede fingir toda la vida y que cada una de las cosas que nos está pasando... nos hace más fuerte.
Espero verte pronto y con el ánimo bien alto...TeQuiero!! quédate con eso.... (L)"

Te echo de menos! Siempre saldrá el sol y dibujará nuestro arco-iris... =)

martes, 25 de mayo de 2010

Solo amigos


Hace un mes, este mismo día, me desperté feliz, contenta, con ganas de verlo, de estar con él, como todas las mañanas. Casi se me había olvidado que estábamos enfadados y no nos hablábamos. Casi, porque, en cuanto llegué a clase, él me giró la cara, y, con ese gesto, me volvió a partir la alegría por la mitad.
-¿Nos hablamos ya?- Eso dijo a segunda hora.
-No lo sé, tú sabrás.- Le contesté.

En el 'recreo' lo mandé a la mierda. No quería, por supuesto, pero no aguantaba más la situación.
En las horas siguientes no nos hablamos. Todo había acabado ya, y yo lo sabía. Bueno, en realidad, lo supe desde el momento en que nos peleamos, desde el momento en que volví a comportarme como una estúpida.
En el segundo 'recreo', nos dimos un abrazo, un último abrazo, no recuerdo por qué.
Y ahí se terminó, ahí fue él quien se despidió de mí, ahí puso punto y final a todo por lo que yo había estado años luchando.
<>
¿Se pueden odiar las palabras? Sí, porque yo ese par las odio con todo mi corazón.

Desde ese día, todo ha cambiado, mi vida volvió a tornarse oscura por culpa de que el estar con él ya no volvería a alegrar mis días.
Pero ha sido mejor de lo que ese día pensé. Gracias a ellas, a mis dos mayores apoyos, a aquéllas a las que he hecho aguantar todo lo que he dicho, con las que he compartido todos los pensamientos que he tenido, a las que no me han dejado sola ni un sólo segundo. Y les agradezco de todo corazón todo lo que han hecho con tal de conseguir dibujar una sonrisa en mi cara en los momentos más difíciles.

Él ha sido, es, y será el más importante y lo sabe. Al igual que yo sé su punto de vista aunque no lo comprenda. Pero él es feliz y está contento, que, por muy tonto que pueda parecer, es lo que de verdad me importa. Porque lo quiero más de lo que nadie, ni siquiera él, pueda llegar a imaginar jamás.
Y, desde luego, a mi espalda llevo el peso, desde hace ya un mes, de la culpa que tengo por haber hecho que todo se vuelva a ir a la mierda. Y es un peso que tendré que llevar para siempre, supongo. No merezco nada suyo, quizá por eso nunca tengo nada.