domingo, 22 de agosto de 2010

Para siempre


-Yo te prometo un para siempre, ¿tú me lo prometes?

+Eso es demasiado tiempo, todo se puede torcer.. y podemos acabar odiándonos.

-Bueno, aunque te odie, si me necesitas iré.

+No lo creo.. si me odias no me querrás ver...

-¡Pues cierro los ojos!

+No me querrás oír..

-¡Pues no te dejaré hablar!

+¿Entonces?

-Te abrazaré y te diré.. ¿Te acuerdas de aquella tarde que te prometi un para
siempre? LO DECIA EN SERIO...

3 comentarios:

Amylois dijo...

wuauuuuuuuu
que bonito!! me ha gustado mucho!!!!!!! jejejeje. después de ese final se abrá quedado sin palabras!!! jajajaja

Hada Azul dijo...

Muchas gracias Amylois

Keisora dijo...

Para siempre es mucho tiempo, jaja. Es posible que sea mucho tiempo, pero suele decirse que no digas de este agua nunca beberé (o algo así). Nunca y siempre son dos palabras que no se pueden prometer, porque la vida da demasiadas vuelvas... y puedes acabar en Pekín ;)
Me gusta el relatito, es muy mono.